Reportaje

JUNIO 2007

 

 

Nanotecnología

Angel Rubio.
Catedrático de Física de la Materia Condensada en la Universidad del País Vasco y miembro de la Unidad Asociada del CSIC.

El Poder de lo pequeño

El pasado mes de enero este asturiano formado en el campo de la nanotecnología en Estados Unidos, recibía en Oviedo el premio Du Pont de la Ciencia en su 16ª edición. Desde esta organización, se valoraron sus contribuciones en la física de “lo muy pequeño” llevadas a cabo en la Universidad del País Vasco. Texto: Manu López. Fotos cedidas por A. Rubio.

-¿Puedes definir de un modo sencillo qué es la nanotecnología?
-Es la ingeniería o arquitectura a nivel atómico. En vez de utilizar elementos de construcción normales de un arquitecto -los ladrillos, las vigas o el cemento-, nosotros hacemos construcciones en las cuales los componentes son los átomos y las moléculas que constituyen la materia. Eso permite crear estructuras artificiales como se hace a escala grande, macroscópica, con propiedades diversas. Si luego esa estructura la coges y la extiendes, puedes pasar de lo que es el “nano” -la estructura atómica-, a una estructura macroscópica. La nanotecnología transporta las propiedades de las moléculas y de los componentes moleculares, a algo que sea tangible a nivel macroscópico.

“Las leyes del mundo atómico son bastante diferentes. Son las leyes de la mecánica cuántica y por tanto aportan nuevas perspectivas”

 

-¿Cuál ha sido tu contribución en nanotecnología, por la que has recibido el premio Du Pont?
Lo recibí fundamentalmente por la línea de trabajo en nanoestructuras tubulares, nanotubos de nitruro de boro y de carbono. Lo que hicimos en su día fue predecir la existencia de los primeros, que luego fueron sintetizados y encontrados experimentalmente. Sus propiedades permiten tener a escala nanométrica, es decir a escala molecular, componentes que sean metales, aislantes, semiconductores… Son componentes que se utilizan en electrónica a escala microscópica, y que ahora se producen a escala nano, mucho menor. Eso permite desarrollar nuevos dispositivos a escala muy pequeña que sean eficientes, rápidos y de bajo consumo. El premio también nos lo dieron por desarrollar trabajos conjuntos con grupos experimentales para conocer mejor las propiedades de estos materiales.

-¿Se rige este mundo tan pequeño por leyes distintas al nuestro?
-Sí, las leyes del mundo atómico son bastante diferentes. Son las leyes de la mecánica cuántica y por tanto aportan nuevas perspectivas a las aplicaciones y nuevos dispositivos. Sólo cuando se trabaja con escalas muy pequeñas, es cuando se empiezan a observar los efectos cuánticos. Y eso es lo que podemos mejorar, los dispositivos. De este modo se pueden hacer cosas como la teletransportación cuántica, o provocar diferentes fenómenos que son típicos de escala muy pequeña.

- Entrevista completa en la edición de papel -

 

 

 
   

No actual   Nos anteriores  I  Contacto  I  Quienes Somos  I  Aviso Legal  I  Política de privacidad  I  Suscríbete

I  © Diseño y alojamiento: Fusion10.net  I