“Una persona con discapacidad, en el agua no tiene barreras. Yo mismo uso muletas para caminar, y no las necesito para nadar”

 

 Deportes

JUNIO 2008

 

Sergio González con el trofeo que recibió en la Gala del Deporte Asturiano a finales de 2007
Sergio González
Presidente de Handisport

 

Natación

Club Handisport

Todas las historias deportivas hablan de esfuerzo, compañerismo y superación, pero pocas como la de este grupo de natación para discapacitados de Oviedo. Hace cinco años Handisport nació como un sueño en la mente de sus dos fundadores, nadadores discapacitados; hoy en día ya es una flamante realidad.
Texto: Gerardo Calvo / Foto cedida por Handisport

Capaces en el agua

Sergio González, presidente y uno de los fundadores del Handisport, es un deportista que no sólo dirige y gestiona el club, sino que es además un ejemplo de entrega para todos los socios de la entidad. Además, subraya que el club no habría salido adelante sin el apoyo familiar tanto de sus padres como los de Marco Obeso, vicepresidente del club, así como la colaboración impagable y altruista de su entrenador J. Bernardo Vives.  

-Recientemente habéis vuelto del Campeonato de España de natación para personas con discapacidad motriz. ¿Cómo os ha ido?
-Muy bien, porque dos de nuestros nadadores quedaron campeones de España en cien metros braza, cada uno en su categoría, una de nuestras chicas fue subcampeona en cincuenta metros mariposa, y luego hubo dos terceros puestos, un chico en cien metros espalda y otra chica en cuatrocientos metros libres. En total fueron cinco medallas, dos de oro, una de plata y dos de bronce, que para una delegación pequeñita como la nuestra de sólo siete nadadores, la verdad es que fue un porcentaje bastante elevado.

 

 

 

 

“Tenemos la suerte de ser un grupo muy cohesionado. Cada uno tiene su vida, pero mantenemos una estrecha colaboración mutua, algo que motiva mucho a la gente”

-Es una progresión muy notable. ¿Cómo empezó todo, cuándo arrancasteis como club?
-Surgió de la necesidad que teníamos dos nadadores, Marco Obeso y yo. Entrenábamos en la sección máster del Club de Natación Ciudad de Oviedo, aunque no figurábamos como nadadores miembros, y luego para competir no teníamos un técnico que nos acompañara. De hecho nosotros mismos teníamos que hacer las veces de delegados, lo que desvirtuaba un poco el papel de deportista.
En un momento dado nos planteamos, con el apoyo de Fedema, desvincularnos e intentar hacernos independientes, gestionando las subvenciones que pudiera haber, captando nadadores y buscando nuevos apoyos. Actualmente, por ejemplo, tenemos la cesión gratuita de una hora diaria de las piscinas de El Cristo, lo que no es una subvención económica pero sí una ayuda muy importante que nos llega a través de la Dirección Regional de Deportes.

-Ahora ya estáis consolidados. ¿Dirías que ha compensado el cambio, saltar al vacío y conducir un club nuevo de natación?
-Yo lo volvería a hacer sin dudar, porque no hay mayor satisfacción que ver que hay gente que tiene dificultades para su vida diaria y que sin embargo en el agua se siente totalmente autónoma; gente que necesitaba ayuda para cambiarse en el vestuario, y que al poco tiempo ya se desenvuelve sola. Todo ese apoyo a los demás a mí me resulta muy motivador, y pienso que aunque sólo sea por eso, merece la pena. (...)


Entrevista completa en la edición de papel.

 

 

 
   

No actual   Nos anteriores  I  Contacto  I  Quienes Somos  I  Aviso Legal  I  Política de privacidad  I  Suscríbete

I  © Diseño y alojamiento: Fusion10.net  I